Red Bull Racing tomará la tecnología de los motores de Honda a partir de la temporada 2022 de F1. Posterior al anunció que realizó Honda sobre su retiro de la F1, Red Bull se propuso tomar la propiedad intelectual de los motores, con la condición de implementar la congelación del desarrollo de motores entre sus rivales.

La F1 y las armadoras participantes aceptaron la propuesta.

La toma de motores cubre el paro de desarrollo hasta 2024 e incluye el uso de los generadores de potencia por los equipos de Red Bull Racing y Scuderia AlphaTauri, hasta el 2025 que es el año en que se presentarán la nueva generación de motores.

Como parte de la ejecución del proyecto, nació una nueva empresa llamada Red Bull Powertrains Limited.

Red Bull nunca ha desarrollado motores propios desde el 2005, ha usado recursos de Ferrari, Renault y Honda. Lo cual espera que cambie en el año 2025 cuando el paquete motriz se renueve.