Si bien los derechos de autor pretenden el respeto al autor y a sus creaciones, hay maneras en las que el ejercicio de estos derechos se ve limitado.

La comercialización de obras artísticas o literarias permite a los autores obtener remuneración directa por el uso que se les da; estos derechos de divulgación se encuentran contenidos dentro de los Derechos Patrimoniales.

Sin embargo la misma ley manifiesta de qué modo estos derechos se extinguen, suspenden o no pueden ser ejercidos además de por el paso del tiempo, ya tienen una vigencia.

rumania-libros

Las maneras de utilizar una obra sin autorización del titular de los derechos patrimoniales y sin remuneración para éste, no debe alterar la normal explotación de la obra, se deberá citar la fuente de dónde se obtuvo y por ningún motivo podrá ser alterada. Es decir que el uso no será con fines comerciales.

Los supuestos que la ley en México autoriza, son los siguientes:

I. Cita de textos

II. Reproducción de artículos, fotografías, ilustraciones y comentarios referentes a acontecimientos de actualidad, publicados por la prensa o difundidos por la radio o la televisión, o cualquier otro medio de difusión.

III. Reproducción de partes de la obra, para la crítica e investigación científica, literaria o artística.

IV. Reproducción por una sola vez, y en un sólo ejemplar, de una obra literaria o artística, para uso personal y privado de quien la hace y sin fines de lucro.

V. Reproducción de una sola copia, por parte de un archivo o biblioteca, por razones de seguridad y preservación, y que se encuentre agotada, descatalogada y en peligro de desaparecer.

VI. Reproducción para constancia en un procedimiento judicial o administrativo.

VII. Reproducción, comunicación y distribución por medio de dibujos, pinturas, fotografías y procedimientos audiovisuales de las obras que sean visibles desde lugares públicos.

VIII. Publicación de obra artística y literaria sin fines de lucro para personas con discapacidad.


derechos-autor-internet

Existe otro concepto que permite que los derechos patrimoniales se limiten, y es cuando una obra sea utilizada por causas de utilidad pública: que sea necesarias para el adelanto de la ciencia, la cultura y la educación nacionales.

Para ello deben concurrir varias circunstancias:

1.- Cuando no sea posible identificar al titular de los derechos patrimoniales, quien autorizaría el uso.

2.- Mediante al pago de una remuneración compensatoria.


En general la limitación a los derechos de autor, pretenden justificar que otros más pueden utilizarlas, siempre que el uso cumpla con todos los requisitos.

No negamos que esta limitación sea necesaria para lograr el libre uso de obras sin lastimar en ningún aspecto el derechos de los autores, pero creemos que muchas aún deben perfeccionarse y sobre todo adecuarse a las nuevas tecnologías, que vinieron a revolucionar la comunicación de obras artísticas y literarias.