El gobierno mexicano amaga con proceder investigaciones a fondo en contra de los clubes mexicanos de futbol, esto podría significar ejecutar las medidas consideradas en la ley de extinción de dominio.

Todo comenzó cuando la Unidad de Inteligencia Financiera ordenó el congelamiento de las cuentas bancarias de tres altos directivos de la cooperativa Cruz Azul: su presidente, Guillermo ‘Billy’ Álvarez, su hermano Alfredo Álvarez y Víctor Gárces. De aquí el precedente es importante, ya que aparentemente la investigación gubernamental respecto a la licitud de las actuaciones de los equipos mexicanos y por ende sus dueños, podría afectar si es que se localiza ilicitud en las operaciones financieras de los clubes.

La extinción de dominio significará perder los derechos respecto a bienes, lo cual será declarado por sentenciado autoridad judicial, lo cual no requerirá contraprestación o compensación para el  propietario.

corrupcio

Recordemos que el pasado noviembre 2019, la Liga Mx y la Unidad de Inteligencia Financiera firmaron un convenio en el que La Liga MX y el Ascenso MX se obligaron a  proporcionar a la Unidad de Inteligencia Financiera, información de las operaciones financieras concernientes a adquisición de jugadores o jugadoras, tanto reportes relativos al cumplimiento o obligaciones de cada equipo, cualquier registro de inversiones o reportes relacionados con el futbol, información útil referente a afiliados y directivos

Enriquecimiento ilícito, evasión de impuestos, corrupción y demás, son temas habituales en nuestra sociedad, ahora aparentemente tocará que las empresas, personas que detentan a los equipos de futbol mexicano, declarar con transparencia su actuar financiero y sufrir las consecuencias en caso de decretarse ilícitos.