Jacobus Rentmeester demandó en 2015 a la marca deportiva Nike, por inspirarse en su fotografía para el logotipo “Jumpman” de la silueta de Michael Jordan.

 Un juzgado federal de Estados Unidos ha vuelto a desestimar la demanda, tras haberlo hecho ya en 2015.

A Nike y a Rentmeester mantuvieron relación hasta el año 1987, donde firmaron un acuerdo para que la transnacional la utilizara hasta ese año. Pero la gente que trabaja para Nike la modificó e hizo una nueva versión, esto fue lo que lo llevó a demandar.

Captura de pantalla 2018-03-05 a las 17.44.58

Rentmeester tomó la fotografía a Michal Jordan cuando se encontraba como estudiante, en Universidad de Carolina del Norte. Ésa fotografía apareció en una edición de la revista Magazine de atletas de Estados Unidos que competían en los Juegos Olímpicos de 1984.

Sin embargo la sala nº 9 del Juzgado de Apelación de Estados Unidos ha fallado, y le ha dicho que no al Jacobus:

“la propiedad de Rentmeester no le da derecho a monopolizar el concepto. Al igual que Rentmeester hizo una serie de decisiones creativas en la selección y disposición de los elementos de su fotografía, el fotógrafo de Nike también tomó las suyas”.

Rentmeester pedía que le retribuyeran los beneficios económicos producidos por el uso del logotipo durante 30 años.