Mimi Korman es una compositora de origen cubano, que reclama derechos sobre la canción que hiciera famosa el cantante español, Julio Iglesias, “me olvidé de vivir”.

La autora reside en Miami Florida, EEUU, y demandó en una Corte Federal al cantante español Julio Iglesias por utilizar su obra sin autorización, llevar a cabo prácticas comerciales desleales y engañosas.

El comunicado señala lo siguiente:

Julio Iglesias contactó a Korman en mayo de 1978 para que escribiera la versión al español de J’ai Oublie de Vivre, del cantante francés Johnny Hallyday (conocido como el Elvis francés) en la cual la autora reflejó la historia personal del intérprete español. Desde entonces la canción ha sido reproducida, distribuida y publicada en varios formatos.

abogados-demanda-julio-iglesias-efe

El abogado Fernando Bobadilla y la abogada adjunta Marcella Roukas, de la firma The Bobadilla Law Firm representantes de Korman, dejaron entrever que la autorización otorgada para el estreno en 1978 a favor de Iglesias, fue solamente por un tiempo determinado, ya que la ley permite que las autorizaciones no sean perpetuas.

“La señora Korman escribió la canción, tiene los derechos de la canción y por lo tanto, tiene derecho a cobrar los beneficios que genere. Ella está demandando por una violación deliberada de estos derechos y por una orden judicial que prohíbe el uso posterior de la canción por el señor Iglesias”.

La demanda exige una compensación económica que no se especifica, pero señala claramente que no solo reclama el uso no autorizado, sino que Julio Iglesias y su equipo licenciaron el tema en diversas ocaciones. Cuestiones que no le corresponden,  a menos que el acuerdo principal así lo haya estipulado. Sin embargo se exige una compensación también por este hecho.

Korman presentó un contrato al cantante por el que le cedía sus derechos a cambio de ciertas regalías; pero “él jamás reconoció el contrato, jamás le entregó un contrato firmado y jamás le pagó a mi clienta”.

julio_iglesias_ntx_crop1521745134509.jpg_1970638775

Bajo la postura de que no existe un documento mediante el cual se licenciaron los derechos de autor, el abogado funda su acusación en que no existe, por tal motivo, hecho para que ella no reclame ganancias:”ella nunca cedió los derechos de autor a Julio Iglesias”.

La ley de copyright de los Estados Unidos, contempla que un delito como éste ha prescrito pues ya pasaron bastantes años desde lo sucedido; sin embargo también hay sentencia por la Corte Suprema de Florida en 2014 que dice que: “el período de prescripción, aunque es un período corto de tres años, vuelve a renovarse cada vez que hay una violación”.

Por ello en este tipo de casos se tendría en cuenta las violaciones de derechos de autor que se han dado en los tres últimos años. Señaló el abogado.