Sin duda esta es una de las tantas prácticas de competencia desleal que pueden vivirse a diario. Sucede por descuido de los prestadores de servicios, y cuando menos se dan cuenta se encuentran en juicios para recuperar su marca.

Haces uso de una denominación o de un signo para representar e identificar la prestación de tus servicios o la oferta de tus productos, alcanzas fama, incluso logras inaugurar una franquicia. Y de pronto un competidor comercial directo, nota el éxito del negocio, nota también que la denominación o el signo distintivo que utilizas, no está registrado ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial.

marcas_demarks

Se aprovecha de esta situación, y acude a dicho organismo para presentar su solicitud que pretende registrar la denominación o signo distintivo como suyo; todo esto sucede sin que notes nada. Y después de un tiempo, al indagar te encuentras con la gran sorpresa de que la marca que habías venido usando ya está registrada, y si la sigues utilizando tú estarás cometiendo un delito.

Recuperar el nombre, o mejor dicho la marca, no solamente se realiza para reivindicar la titularidad del registro marcario y retomar su uso exclusivo, pues los efectos secundarios son muchos ya existe un vínculo con sus consumidores, la fama alcanzada, la identificación de los productos o servicios, etc.

Existe la posibilidad de oponerte a que el Instituto otorgue el registro de marca a través de “El Sistema de Oposición” y aportando pruebas del por qué te opones; sin embargo cuentas con un plazo de aproximadamente un mes y medio para realizarlo contando desde que el tercero presentó su petición de registro, hecho que lo complica.

Captura de pantalla 2018-02-27 a las 14.14.49

Cuando el Instituto ya haya otorgado la marca después de sus estudios, y tú conozcas esto hecho, el procedimiento para recuperar la marca en disputa es distinto. Ya que esta práctica es competencia desleal, y al mismo tiempo un delito llamado piratería.

Presentar una demanda (Procedimiento Administrativo de Nulidad) con los requisitos establecidos en la Ley de la Propiedad Industrial, aportar pruebas desde este momento procesal es indispensable saberlo. La justicia que imparte el Instituto opta por conceder el registro de marca a quien le dé un uso real a la marca, continúo, anterior o ininterrumpido.

Así que las pruebas a presentar deben demostrar cualquiera de estos sucesos.

Para evitar todas estas situaciones, registra la marca que utilizas!