La telenovela producida y transmitida por Grupo Televisa, utilizaba como título una denominación que  se encuentra registrada ante el Instituto Nacional del Derecho de Autor. La han condenado a pagar el 40% de sus ganancias.

Después de varios años de litigio, el Tercer Tribunal Unitario en Materia Civil y Administrativa falló a favor de Ricardo Valadez Jiménez Pons, quien posee derechos de uso exclusivo sobre el título que Grupo Televisa utilizó para su telenovela “Mentir para vivir”.

Los hechos podrían parecer aislados pero la legislación es clara, pues cuando una persona obtiene del Instituto Nacional del Derecho de Autor (INDAUTOR) un Certificado que otorga y reconoce la facultad a una persona física o moral para usar y explotar en forma exclusiva títulos, nombres, denominaciones, características físicas y psicológicas distintivas, o características de operación originales aplicados, de acuerdo con su naturaleza.

Captura de pantalla 2018-01-16 a las 11.51.18

Las ramas son diversas:

  • Publicaciones periódicas.
  • Difusiones periódicas.
  • Personajes humanos de caracterización, humanos o simbólicos.
  • Personas o Grupos dedicados a actividades artísticas.
  • Promociones publicitarias.

“Se acreditó que Televisa es quien usa y explota el título Mentir para Vivir, en el género difusiones periódicas y la especie programa de televisión, sin que al efecto haya demostrado tener derecho o autorización para ello”, resolvió el Magistrado Manuel Suárez Fragoso.

Es extraño que una empresa como Televisa descuide estos puntos; pero se sabe que la obtención del título se realizó; sin embargo el certificado obtenido por el consorcio no contempla ni incluye radio, televisión o internet. Solamente ampara el uso exclusivo en publicaciones impresas.

tele

La sentencia condena el pago del 40% del total de las ganancias obtenidas por la explotación y difusión de la Telenovela con ese título, así lo determinar la legislación:

  1. Artículo 216 bis.- La reparación del daño material y/o moral así como la indemnización por daños y perjuicios por violación a los derechos que confiere esta Ley en ningún caso será inferior al cuarenta por ciento del precio de venta al público del producto original o de la prestación original de cualquier tipo de servicios que impliquen violación a alguno o algunos de los derechos tutelados por esta Ley.

“(Debe tomar en cuenta) el tiempo de difusión de la telenovela, el horario de la misma, los minutos de duración de cada comercial, el producto, servicios y marcas comerciales que constituyeron el bloque de anuncios que se publicitaron, así como la cobertura de los canales”. Dicta la sentencia.

La telenovela fue protagonizada por Mayrín Villanueva y David Zepeda, transmitida entre junio y octubre de 2013, constó 101 capítulos de 40 a 44 minutos de duración, y se transmitió por El Canal de las Estrellas de 19:15 a 20:20 horas.

La sentencia ni la demanda contemplan la explotación que internacionalmente se realizó.