María Teresa Alessandri González es una conductora mexicana, que hace unos días ganó una demanda en contra de la revista TV Notas.

La revista en cuestión, publicó fotografías de la conductora al estilo “paparazzi”, es decir sin que se diera cuenta. La justificación perfecta para realizar tales capturas al estilo de este publicación, siempre ha sido que se trata de una nota informativa, afirmando que por su profesión y el desarrollo de sus actividades, pueden publicar estas fotografías. Hecho que está totalmente alejado de la realidad.

A través del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial puede realizarse tal reclamación, pues la ley Federal del Derecho de Autor es clara al estipular que el uso de la imagen de una persona, no podrá ser utilizado sino existe autorización expresa, a pesar de tratarse de la “difusión de una noticia” o de un hecho noticioso.

scjn_falla_a_favor_de_maritere_alessandri_editorial_tendra_que_indemnizarla_3

El artículo 87 de dicha ley dice:

“Artículo 87.- El retrato de una persona sólo puede ser usado o publicado, con su consentimiento expreso, o bien con el de sus representantes o los titulares de los derechos correspondientes…”

Las fotografías fueron tomadas cuando la conductora no se encontraba realizando actividades propias de su profesión, hecho realmente trascendente dentro del procedimiento, tanto que la Suprema Corte de Justicia de la Nación a través del Zaldívar Lelo de Larrea, sentenció:

“Tratándose del periodismo de entretenimiento o de espectáculos, sólo existe interés público en publicar y difundir imágenes de personas con proyección pública sin su consentimiento cuando éstas se relacionan con su actividad profesional.”

mari

Esto abre un gran panorama para quienes son captados sin su consentimiento, pues muchas veces son extorsionados a cambio de no publicar dicho contenido.

Bajo esta primicia es que la SCJN ha sentenciado a la editorial NOTMUSA S.A. de C.V. a pagar indemnización por daño material. Esto además de la prohibición de seguir explotando las imágenes, y la obligación de bajar y retirar todo este contenido del comercio y de todas sus plataformas.