Durante el año 2015, la empresa Nestlé sacó a la venta una colección de tazas de chocolate de la marca “Abuelita” donde utilizó dibujos similares a los que Adalberto y Angélica han producido, actores en la demanda.

Los habitantes de Tenango de Doria, municipio del Estado de Hidalgo, México, tienen por todo el lugar diseños y dibujos que se han vuelto característicos del lugar, mismo que son llamados “Tenangos”. Están en las puertas y paredes de casas, en los muros de instancias gubernamentales, incluso en la fachada del palacio municipal.

Muchos abogados consideran que las demandas en este sentido no prosperan, ya que la ley las considera de dominio público, por tratarse de trabajos o expresiones culturales. La ley Federal del Derecho de Autor establece lo siguiente:

Art. 157. La presente Ley protege las obras literarias, artísticas, de arte popular o artesanal, así como todas las manifestaciones primigenias en sus propias lenguas, y los usos, costumbres y tradiciones de la composición pluricultural que conforman al Estado Mexicano, que no cuenten con autor identificable.

tenango_nestle_51386233

En caso de que las obras dentro de esta categoría, sean utilizadas, la única exigencia es que no se deformen o demeriten la misma, que no causen perjuicio a la reputación o imagen de la etnia o comunidad a la que pertenece, es decir que no existe una prohibición explícita de comercialización, explotación o uso.

A pesar de las disposiciones legales, hay que considerar que en esta caso las obras que fueron utilizadas por la marca Nestlé, son exactamente las mismas que crearon Adalberto y Angélica, lo que abre una gran pauta para que la demanda y la denuncia prosperen. La cuestión es que además de contar con los títulos que en este caso emite el Instituto Mexicano del Derecho de Autor, deberán contar con pruebas fehacientes de que son los creadores de los diseños.

20171023_16_59_tenangonestle

“Me di cuenta porque fuimos a Aurrerá y vimos las tazas con chocolates Abuelita; venían dibujos de Chiapas, Oaxaca y nuestros tenangos; una figura que venía ahí era uno de mis dibujos”

Asesorados por el investigador y promotor cultural Carlos Arturo Martínez Negrete, y el abogado José Dolores González Ortiz, en septiembre de 2016 emprendieron una denuncia contra la empresa ante la PGR por presunto plagio, que en realidad es piratería.