En los días pasados se hizo pública la noticia que confirma la renovación de un contrato de derechos de transmisión que la Federación Mexicana de Fútbol y las televisoras Televisa y TV Azteca tienen celebrado desde hace algunos años.

El contrato que faculta la transmisión exclusiva para los dos grandes televisoras mexicanas, se renovó y estará vigente por los siguientes ocho años. La Federación ya ha mostrado sus razones, aunque hay quienes dicen que para aceptar al renovación, muchos personajes fueron “amenazados”.

  • “Se triplicó el beneficio económico del acuerdo, se eliminó la cláusula de renovación automática del contrato y se obtuvieron ingresos variables por la explotación de derechos en plataformas digitales“, destacó la FMF en su escrito.
  • “En comparación con la oferta recibida de terceros, es indispensable señalar que dentro de la oferta ganadora las televisoras incrementaron el valor para la propia FMF así como para los patrocinadores de la Selección Nacional y se obtuvo una mejor y mayor cobertura en beneficio de las audiencias, de la afición y del futbol en general”
  • “La decisión tomada favorecerá al desarrollo y competitividad de la Selección Nacional, desde las fuerzas básicas, hasta la Selección Mayor“, indicó.
  • “El acuerdo alcanzado permitirá que los juegos de la Selección Nacional sigan siendo disfrutados por millones de mexicanos de forma gratuita a través de su difusión por televisión abierta”.

Esta continuidad, significó que Telemundo-NBC y América Móvil quedaran fuera del negocio después de ofertar 260 millones y ser rechazada su propuesta.

faitelson

Lo complejo aquí es entender por qué a diferencia de otros países, en México se administran estos derechos por entes privados y no por el Estado. En caso de que la autoridad deportiva mexicana tuviera las riendas del soccer, “implicaría que los derechos de transmisión serían parte del Sistema Público de Radiodifusión y ellos, a su vez, los vendedores de esos derecho. Esto ayudaría a financiar proyectos educativos y de promoción cultural en beneficio del país”.

Uno de los argumentos que sostienen para justificar la renovación es que los mexicanos y aficionados, puedan ver los partidos de la selección de manera gratuita por televisión abierta. Sin embargo quienes conocen el estado de las televisoras, aseguran que es una forma de garantizar su vigencia en la preferencia del público, ya que la transmisión de este deporte les genera ingresos que habían estado dejando de percibir por pérdida de audiencia en otros programas.

azteca_televisa-770x470

Pero esto no es todo, Jesús Martínez dijo que el grupo de dueños de los derechos de transmisión fue presionado para aceptar la nueva oferta.

“Me dijeron, `Oye, nos están amenazando. Así como tal, de que había una cláusula de renovación automática, pues en ningún momento les mostraron el documento y que s i ponían “trabas” el contrato se renovaría en un 20%.

Entre las cosas que se han dicho y las que han sucedido, solo algo es claro. Los partidos del TRI seguirán generando ganancias millonarias para las televisoras, pues se espera que los próximos 8 años se multipliquen los ingresos.