La vulneración a derechos autorales es cometida de muchas maneras, que por desconocimiento de la ley no prevenimos, tanto que aveces ni siquiera estamos conscientes de ello. La apertura de las redes sociales contribuyó a su incremento.

Es importante mencionar que muchos de estos actos no resultan ser delitos, sin embargo sí son responsabilidades administrativas que deben resarcirse.

Una de las actuaciones que más  reincidencia tiene y que es cometida en mayor porcentaje, son las que involucran a fotografías y más aún con los memes. Pues aunque parezca increíble estos simples usos requieren de diversas autorizaciones.

justicia-300x197

Los memes por lo regular, utilizan imágenes ya existente, extraídas de películas, caricaturas o cualquier otro. Para hacer uno se debe contar con la autorización del autor de la imagen, o bien, si es el retrato de una persona, también con su autorización por uso de imagen.

Si no eres quien la realizó o la tomó y solo quien la comparte, necesitarías también una autorización para divulgar la obra, esto en un mundo apegado a derecho. En fin, muchos son los procedimientos que deberían cubrir, pero por la velocidad a la que trabaja internet vuelve muy complicado dar cumplimiento a las exigencias de la ley.

Otra más es al que todos llamamos plagio, que en realidad es el uso de una obra sin autorización y sin dar crédito al creador principal. Y se da, por ejemplo en redacciones, cuando se utiliza el fragmento de una obra ya existente, sin mencionar de qué texto fue extraído o quién es el autor.

youtube-COPYRIGHT

Al igual que en los memes o en la imágenes, los videoclips corren con la misma suerte o quizás hasta aun poco peor, puesto que muchas veces son utilizadas para armonizar una secuencia de imágenes o más concretamente videos, esto es llamado una sincronización, y que, por no contar con las autorizaciones óptimas, son bajados de la red.