Para ambos eventos se espera una gran audiencia y asistencia. Tecnología avanzada, grandes atletas, conductores experimentados, patrocinios, negocios, y todo lo que se relaciona a la organización de competiciones del más alto nivel. Los costos para acceder al contenido varían dependiendo el país.

“El Gran Circo vuelve a México. La Fórmula 1 es llamada así por dos razones. Una de ellas, muy heroica, evoca al Circus Maximus de la antigua Roma, un estadio construido para carreras de carros, en el que gladiadores se disputaban la gloria de la victoria.”

Desde el año 1992 que dejó de celebrarse en México, hace un año regresó a tierra azteca el evento más veloz del planeta, y los datos que nos dejó impresionaron a propios y extraños. Este año se espera que los resultados sean mejores.

El Gran Premio (GP) de México consiguió el récord de asistencia en la temporada del 2015, con la concurrencia de 336,174 personas durante los 3 días que duró el evento en el Autódromo de los Hermanos Rodríguez. El gasto promedio por persona fue de 2,000 dólares, por concepto de comida, bebida y souvenirs, según cifras de la Corporación Intermaericana de Entretenimiento (CIE), principal organizadora de la carrera.

poster-oficial-del-gran-premio-de-f1-mexico-2017_1181695

Además de este dato que es ya de por sí impresionante, hay muchos otros como la recaudación solamente de la taquilla. La recaudación en venta de boletos superó los 50 millones de dólares en el 2015 en México. Del reporte también se desprende que el GP de México tuvo la posición número 5, de un total de 19, en el ranking de boletos más baratos para entrada general, con un precio de 100 dólares.

En ese tiempo, la televisora que compró los derechos de transmisión, al menos para canales de TV abierta fue la empresa Televisa (México) en éste rubro, fue una transmisión exclusiva. Televisa, por el canal 5 de TV abierta, y Fox Sports, de TV de paga, tuvieron los derechos de transmisión del evento. La audiencia que alcanzó en el Valle de México fue de 2.5 millones de personas, según la agencia HR Ratings. Televisa es socia de Grupo CIE, pues ambas poseen acciones de OCESA.

formula-mexico

“Los boletos para esta gran experiencia ya están a la venta pero los más baratos ya se encuentran agotados -los de Zona Naranja Grada 2A-. Los que restan van desde los $4,000 pesos hasta los $6,500 pesos, estos en localidades para ver la carrera de forma cómoda y en familia. Fans VIP podrás disfrutar de una vista impresionante de la recta final y de los pits desde gradas semitechadas y servicio por un costo de $21,750 pesos.”

La NFL no se queda atrás, pues en los últimos años ha expandido el territorio de su consumo; sin embargo sigue siendo mucho más barato consumirlo en territorio estadounidense que en otros sitios. Tanto que se estima que es más barato ir a Estados unidos a ver el partido, que asistir al Estadio Azteca.

raiders-2

Existen algunas otras opciones, aunque muy costosas, para aquellos que aún buscan ir al partido del 19 de noviembre. En el portal estadounidense de StubHub, los boletos de reventa van de los 734 dólares (31, 420 pesos), hasta los dos mil 253 dólares (40, 328 pesos) con hotel incluido.

Hay palcos para 10 personas con un costo de 340 mil pesos, para 12 personas con precio de 440 mil pesos, para 13 aficionados con un costo de 474 mil pesos, y se muestran además algunos palcos que estaban a la venta y ya están agotados, con valor de hasta 450 mil pesos.

Este no es el único tema, pues las protestas que en partidos pasados comenzaron a incrementarse es un tema que pretenden resolver en los próximos encuentros. Por ello El comisionado de la NFL Roger Goodell, los dueños de los equipos, representantes del sindicato e incluso algunos jugadores se reunirán el martes para buscar una forma de “avanzar de la protesta al progreso”.

que-pasara-con-la-formula-uno-y-la-nfl-despues-del-sismo--0f2d1037a5ea109d74fa44be4c0294ac

“Nos enorgullece trabajar con nuestros jugadores para subrayar estos asuntos, enfocarnos de verdad en éstos y en la forma en que el deporte, la NFL y nuestros jugadores unen a las comunidades cuando están divididas”, dijo el vocero de la NFL Joe Lockhart.

“Como muchos de nuestros fanáticos, creemos que todos deberían ponerse de pie para escuchar el himno nacional”, escribió Goodell la semana pasada. “Es un momento importante en nuestro deporte. Queremos honrar nuestra bandera, nuestro país. Y nuestros fanáticos esperan eso de nosotros”.

“Nos importan también nuestros jugadores, y respetamos profundamente sus opiniones y preocupaciones acerca de problemas sociales. La controversia sobre el himno es un obstáculo para tener conversaciones sinceras y para lograr progresos reales en los temas subyacentes. Necesitamos ir más allá de esta controversia, y queremos hacerlo junto con nuestros jugadores”

“Creo que habrá una discusión sobre todo el asunto, incluida la política del himno y los distintos temas que se han planteado durante las últimas cuatro semanas”, afirmó Lockhart