La piratería es una práctica comercial, que desde el concepto y así dispuesto por la legislación mexicana como una infracción en materia de comercio y también como un delito.

De acuerdo con un reporte realizado por la Oficina de Comercio Exterior de Estados Unidos, 37.5 mexicanos hemos consumido música ilegal en el último año.

Es por ello que México se encuentra dentro de los 24 países donde más piratería se consume y comercializa. Tan solo en este año más de 40 millones de ciudadanos consumieron algún producto pirata, en contra posición está la cantidad de quienes consumieron productos totalmente legales, pero solo son 9.6 millones.

Estas cifras n0 solo contemplan al consumo físico de piratería, ya que también revela que muchos consumen series a través de plataformas que sobreviven en la clandestinidad.

TR-pirateria

Estos actos, aunque no participemos de manera “activa” en la comisión del delito (es decir que no realizamos la copias ni la venta) si se encuadra en una de las formas de participación, y que tendrán una pena considerando el grado de culpabilidad con que hayan participado.

La Ley federal del Derecho de Autor, manifiesta de tajo qué actos son considerados:

Artículo 231.- Constituyen infracciones en materia de comercio las siguientes conductas cuando sean realizadas con fines de lucro directo o indirecto:

III. Fijar, producir, reproducir, almacenar, distribuir, transportar o comercializar copias de obras, obras cinematográficas y demás obras audiovisuales, fonogramas, videogramas o libros, protegidos por los derechos de autor o por los derechos conexos, sin la autorización de los respectivo titulares en los términos de esta Ley