Las herederas de los derechos de propiedad industrial de Frida Kahlo, han manifestado que la empresa a la que se le licenciaron ciertos derechos, ha explotado marcas en productos y servicios que el acuerdo celebrado no contemplaba.

Los contratos donde se autoriza el registro de marca se celebró con la empresa de nacionalidad panameña de nombre Frida Kahlo Corporation, con sede en Miami, Florida. Y es titular de varios registros de marca, tal como se puede apreciar en los archivos del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI).

Sin embargo, estos registros abarcan sectores comerciales diversos, para los cuales, según las herederas, no fueron autorizados en el contrato que celebraron en 2005, ya que únicamente se autorizó para la oferta de “tequila”. Ahora tanto Mara Romeo y Mara de Anda en conjunto con Frikahlo de México S.A. de C.V. buscan que las licencias y contratos sean rescindidos.

frida kahlo tequila

Según Pablo Sangri, integrante del departamento de Mercado de Familia Kahlo S.A. de C.V. el contrato contenía una cláusula que permite dar por terminada la relación contractual, si cualquiera de las partes incumplía con las obligaciones adquiridas.

Es por ello que el pasado mes de febrero se envió una notificación de terminación anticipada de contrato a Frida Kahlo Corporation, con todas las formalidades para terminar la relación, que aseguran las reclamantes se trató de una asociación.

“La notificación surte efectos por sí misma, porque en el contrato desde un principio, fue pactado que en caso de que una de las partes incumpliera ahí definidas, el contrato causaría su rescisión inmediata, sin necesidad de que autoridad administrativa o judicial tuviera que reconocer ese acto”

zara_frida

Se señala que uno de los puntos incumplidos son precisamente las intenciones de prestar TODO tipo de servicios o productos con la denominación “frida kahlo” y con retratos que figuran como diseño de algunas de ellas, en cuestiones que no tienen siquiera relación con la vida u obras de Frida Kahlo, acusan las hoy herederas. Tal es el caso del registro de una marca mixta cuyo diseño son sus emblemáticas cejas, que pretende ofertar productos higiénicos, y sanitarios de uso médico, complementos alimenticios, entre otros.

La intención de dar por terminado el contrato y lo concerniente a la notificación enviada, ya le fue dado a conocer a la autoridad mexicana:

El IMPI ya sabe y está analizando el documento para decidir con base en el contrato” Estamos a la espera de que las autoridades nos den el sí para recuperar nuestra marca. Dijo Mara de Anda.

Además del uso de las marcas para fines no autorizados, se acusa también a la empresa panameña de otorgar autorizaciones a terceros para que registren o usen la imagen de Frida para distintos fines, cuestión que tampoco fue establecida en la relación que inició en 2005.

ELMUSEO_ELMUSEO_TIENDA_359

“Han usado muchas imágenes, hacen lo que se les pega la gana. Nunca informan lo que van haciendo, cómo lo hacen, por qué lo hacen ni tampoco con quién lo hacen. Desde 2009 no sabemos nada y siguen solicitando licencias y marcas; tenían que informarnos para trabajar en conjunto. tuvieron el permiso 5 años; la asociación fue entre 2005 y 2010”.

Ahora toca al Instituto determinar el proceder de acuerdo a la legislación, para ello será indispensable conocer el tipo de autorización que se le concedió a la empresa panameña, pues para cada uno de los registros, el mismo IMPI requiere autorizaciones por escrito. Sin embargo de haber existido y de comprobarse el incumplimiento, las cosas regresarían a su estado original, donde la titular era Mara Romeo.