CDMX, 01 Septiembre, 2017.

by:  Carlos Alvarado Butanda

Youtube acepta y ejecuta fácilmente las reclamaciones por violación a derechos de autor, inmediatamente notifica al supuesto infractor y limita la  monetización del video que supuestamente infringe los derechos mencionados. Pero en muchas ocasiones, el supuesto afectado es un fraude.

Muchos videos en Youtube vienen armonizados con música o imágenes  que no le pertenecen al creador del audiovisual, y aquí es donde llega el problema por Derechos de Autor. La ley prohíbe el uso sin autorización de cualquier obra artística, entonces sí alguien sube un video a Youtube debe contar con las autorizaciones de todo el material que acompaña su creación.

Y como sabemos, la mayoría de los Youtubers y en general cualquier persona que sube videos a la plataforma de Google, incluye material ajeno  en su contenido. Corriendo el riesgo de que el propietario del material notifique a Youtube por Uso no Autorizado (violación a derechos de autor).

tumblr_nrv5ndrH2F1rvtb8oo1_400

Pero el fenómeno que ahora se presenta es que personas sin derecho a reclamar (no son autores o titulares de los derecho de una obra), mandan notificaciones a Youtube reclamando derechos de autor y con ello lograr que la monetización del video sea para estos fraudulentos. Aprovechando que ahora la plataforma más famosa de videos, no retira el video, ahora las “ganancias” que genera son retenidas o desviadas a la cuenta del supuestamente afectado.

La verdad resulta muy sencillo presentar una reclamación, y solo bastará dar el seguimiento oportuno y presentar “los documentos” correctos para hacerla valer, aunque no se tenga fundamento.

El ejemplo más claro son las acciones fraudulentas de algunas “Empresas” que se hacen pasar por Editoras Musicales (controlan derechos de autor de compositores), quienes reclaman derechos de obras en dominio publico (canciones que por el paso del tiempo han perdido derechos de autor y ahora todo el mundo las puede usar), alegando y presentando documentos que “acreditan” ser los titulares de los derechos. Y como es lógico, NO existe alguien más que reclame derechos por estas obras por estar en dominio público, entonces Youtube acepta y ejecuta las medidas para esta supuesta “violación a derechos de autor”.

Así es como el Error de Youtube llega, pues es víctima y cómplice de esta laguna legal en el ejercicio de los derechos de autor:

  1. Sistematiza las reclamaciones por derechos de autor;
  2. Reconoce  los argumentos y la documentación bajo protesta de decir verdad, sin verificar la veracidad ante autoridades;
  3. Acepta los catálogos de las grandes disqueras con las  huellas digitales o identificador único de cada canción (reconocedores de música);
  4. Confía en “empresas” autonombradas como Editoras.

Cuando se sistematiza un proceso legal debe confiarse plenamente en el funcionamiento de las herramientas digitales, ya que la LEY al ser un fenómeno social, debe atender a la interpretación, que hasta el momento solo una persona real (sic) puede hacer. Ningún documento puede ser reconocido como legal, a menos que se cuente con su original y se pruebe la veracidad de tal, es decir que NO haya alguna reclamación o proceso judicial en su contra. Las huellas digitales de canción son una gran herramienta para aplicaciones como Shazam o para prevenir un uso no autorizado de canciones, pero antes de esto, debe comprobarse fehacientemente que la empresa o persona dada de alta como propietario de la canción, cuenta con los derechos aplicables y no viola ningún derecho de terceros. Cualquiera puede decir que es autorizado para administrar derechos autorales, pero sin la documentación verídica, solamente son aseveraciones sin fundamento.

by,  Carlos Alvarado Butanda