A principios de este año, Universal y Sony habían expresado su interés por adquirir los derechos de divulgación y distribución sobre uno de los ánimes más populares de la historia: Dragon Ball.

Funimation es una compañía de entretenimiento ubicada en los Estados Unidos. Produce, comercializa y distribuye series de anime en aquel territorio.

Es dueña de los derechos de distribución, doblaje y comercialización de las películas y sagas de Dragon Ball y de otras animaciones como Attack on Titan, Hellsing, Gantz, One Piece y Yu-Gi-Oh!.

Captura de pantalla 2017-08-02 a las 13.09.33

Al final, Sony ya ha logrado cerrar un acuerdo con Funimation, donde se convirtió en el adquirente del 95% de dicha empresa y pagó nada más que 120 millones de euros; el cinco por ciento restante lo mantiene Gen Fukunaga, consejero delegado y fundador, que en principio seguirá dirigiendo la compañía.

Andy Kaplan, presidente de redes mundiales de Sony expresó que “En todo el mundo, las redes de Sony han tenido un gran papel en el mercado de la animación japonesa durante casi dos décadas y en los últimos años hemos aumentado con fuerza nuestras redes en línea y nuestras ofertas digitales para los consumidores“.

Y el propietario todavía del 5% Gen Fukunaga, dijo lo siguiente:

 “con la posición de liderazgo de Funimation en el anime y el acceso directo de Sony al canal creativo de Japón, ésta será una gran asociación para llevar a Funimation al siguiente nivel”

La operación está pendiente de la aprobación de las autoridades reguladoras del mercado en EE.UU. pero no se prevé ningún contratiempo.