La piratería es un método utilizado para distribuir, copiar y usar obras artísticas sin la autorización de quien legalmente pueda otorgarlo. En sí es una violación a derechos de autor llamada en la práctica legal Infracción en materia de comercio.

A pesar de tratarse de un infracción administrativa, el código penal federal señala como delito esta actividad.

Artículo 424. Se impondrá prisión de seis meses a seis años y de trescientos a tres mil días multa:

III. A quien use en forma dolosa, con fin de lucro y sin la autorización correspondiente obras protegidas por la Ley Federal del Derecho de Autor.

Artículo 424 bis. Se impondrá prisión de tres a diez años y de dos mil a veinte mil días multa:

I. A quien produzca, reproduzca, introduzca al país, almacene, transporte, distribuya, venda o arriende copias de obras, fonogramas, videogramas o libros, protegidos por la Ley Federal del Derecho de Autor, en forma dolosa, con fin de especulación comercial y sin la autorización que en los términos de la citada Ley deba otorgar el titular de los derechos de autor o de los derechos conexos.

original

Lo curioso de esto es que no solamente se castiga o responsabiliza a los representantes o a las personas que actúen en nombre de alguna sociedad, sino que el nuevo Código Nacional de Procedimientos Penales, ya adjudica responsabilidad como tal para personas jurídicas.

“Artículo 421. Las personas jurídicas serán penalmente responsables, de los delitos cometidos a su nombre, por su cuenta, en su beneficio o a través de los medios que ellas proporcionen, cuando se haya determinado que además existió inobservancia del debido control en su organización. Lo anterior con independencia de la responsabilidad penal en que puedan incurrir sus representantes o administradores de hecho o de derecho.”

No hay que desatender las dos vías de acción que pueden activarse cuando se detecta piratería, pues traen consigo beneficios y consecuencias jurídicas distintas.

MEXICO - EL NEGOCIO DE LA PIRATERIA

Sin embargo, cuando el procedimiento administrativo se ha resuelto a favor del afectado, ya se contará con un la emisión de una resolución institucional, que facilitará el ejercicio de la acción penal.

A pesar de la justificación legal para perseguir estas prácticas, notamos que la lucha contra la piratería en México es aun muy débil, o mejor dicho no se considera un delito grave, pues de algún modo la gran mayoría de los habitantes en alguna ocasión han consumido material irregular.