Muchas personas que son titulares de derechos conexos, en específico las que realizan actividades como interpretación de algún personaje a través de la actuación, o de obras musicales deben proteger la denominación o nombre que utilizan para presentarse ante el público.

La vía para proteger una denominación y ser quienes la utilizan de manera exclusiva, se encuentra dentro de la propiedad intelectual, que permite el reconocimiento de estos derechos por parte del estado a favor de una persona física o moral, dependiendo el caso.

Es por ello que muchos artistas recurren a los institutos encargados de estos procedimientos como son: Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial y el Instituto Nacional del Derecho de Autor, pues estos dos entes gubernamentales son los facultados para otorgar los certificados y títulos que reconocen el derechos de uso exclusivo.

MADONA

Sin embargo hay poca difusión de esta posibilidad dentro del “mundo artístico”. Ambos procedimientos son muy importantes para evitar futuros juicios que siempre resultan ser un problema, a pesar de su importancia los facultados para adquirir este reconocimiento a veces solamente conocen el que se realiza ante las oficinas que amparan derechos de autores.

El también conocido como INDAUTOR, tiene la potestad de emitir un documento que estipule claramente la titularidad de un nombre artístico a través de un Certificado de Derechos al Uso exclusivo de Nombre Artístico. El cual permite que un nombre o  denominación que haya propuesto y que acepte, pueda ser utilizado exclusivamente por el solicitante dentro de la rama que también se señale.

CUAL

El certificado reconoce esta exclusividad únicamente en el campo de la prestación de este tipo de profesiones, y para que en el mismo medio nadie más puede utilizar el mismo; pero falta una parte muy importante, que es el uso dentro del comercio.

Para que un nombre o denominación que ya es asociada a alguna persona, pueda ser utilizada en la oferta de productos y/o servicios, es indispensable registrarla como marca, pues el certificado emitido por INDAUTOR no es suficiente para este tipo de actividades.

El registro de marca se realiza ante el IMPI, conocido así por sus siglas. Una vez que la solicitud es aceptada y presentada al Instituto, éste determinará si otorga el título de Registro de marca.

Este último título señala al titular de la marca y específica la las áreas comerciales donde será utilizada. Mismas que se señalan al principio del procedimiento.

Captura-de-pantalla-2016-05-05-a-las-19.00.27

Como puedes ver, son dos campos en los que un nombre con estas características necesariamente debe ser protegido para no quedar a expensas de la posibilidad de entablar un juicio que será costoso y tardado.