En el mes de abril de 2017, la fiscalía de Madrid, España, acusó al futbolista de fraude fiscal, por supuestamente ocultar ingresos obtenidos por la explotación de su imagen.

La fiscalía de delitos económicos madrileña, dijo que en los años 2012 y 2013 el futbolista no declaró sus ingresos económicos obtenidos gracias al uso de su imagen.

paga

En el año 2012, el ex jugador del Atlético de Madrid cedió sus derechos a la sociedad Fardey Overseas SA, domiciliada en las Islas Vírgenes Británicas, territorio un paraíso fiscal.

La investigación también indicó que solo dos días después de ocurrida esta transacción, los derechos que ya poseía Fardey Overseas SA, fueron adquiridos por diversas sociedad irlandesas, quienes comenzaron con la explotación de su imagen.

Ante lo ocurrido, el futbolista ha pagado 8.225.601,09 euros a Hacienda por dicho fraude, según ha informado El Mundo.

Captura de pantalla 2017-07-13 a las 17.22.32

A pesar de realizar este pago, el delantero niega que exista fraude fiscal y que su intención fue evitar “recargos en la vía administrativa iniciada por la Hacienda Pública española y garantizar la aplicación de potenciales atenuantes en el procedimiento penal”

El despacho de abogados Baker McKenzie, que asesora al futbolista, ha explicado, en un comunicado

“estos han sido abonados a la Agencia Tributaria española por el futbolista al objeto de paralizar el desarrollo del procedimiento administrativo de reclamación de deuda seguido por la Hacienda Pública española, y así evitar la generación de intereses y recargos”.