Las licencias pueden ser de uso exclusivo o no exclusivo, aquí te presentamos una serie de cuestiones que deberás contemplar ya sea que seas quien requiere la licencia o quien la otorga.

La figura de licencia, es un acto mediante el cual el titular de derechos patrimoniales de una obra artística o literaria, o el de un registro de marca, una patente o modelo de utilidad autoriza a un tercero el uso y explotación de la marca, la obra o la patente.

Las licencias siempre deberán contraer un beneficio económico para el titular de derechos patrimoniales, si este fuera distinto del autor o del creador. En dicho documento deberán preverse diversos temas.

remuneracionprincipal-6

El más importante es el tipo de uso que se le dará a la creación, pues las limitaciones las puede establecer dicho titular. Otro cuestión de las más importantes es desde luego la cantidad por la cual se otorgará la licencia.

Algo que no se puede dejar pasar es el tiempo de duración de esta licencia, que va muy relaciona con el de hecho de si se trata de una licencia que será otorgada exclusivamente para alguien, o si no lo será. Sin embargo, si dentro del documento no se establece, la duración será de únicamente 5 años.

Existe también la posibilidad de que el titular de los derechos patrimoniales puede, libremente, conforme a lo establecido por esta Ley, transferir sus derechos patrimoniales. Está demás decir que cualquiera que sea la negociación, deberá constar por escrito, de lo contrario se tendrá por no hecha.

Close up of businessman signing a contract.

Todos estos tipos de contrato, deberán presentarse en el Instituto Nacional del Derecho de Autor, por lo que deberán registrarse en dicho inmueble.

Algo que no podemos dejar pasar es que, antes de firmar te asegures que quien entrega o autoriza sus uso, sea quien legítimamente esté facultado para ello.