La plataforma Spotify se ha visto envuelta en reclamaciones por violación a derechos de autor desde que comenzó a ofrecer sus servicios de reproducción vía streaming.

Sin duda la protección de la propiedad intelectual, se ha convertido en una obligación en cualquiera de sus formas. La era digital sin duda vino a alterar los lineamientos que se conocía; sin embargo se han buscado alternativas para evitar ilicitud de uso en obras artísticas, en este caso musicales.

La compañía líder en streaming, ha declarado que establecerá un fondo que servirá para resolver demandas por violación a derechos de autor.

spo

Los abogados de la compañía, declararon que protegerán en principio al gremio perteneciente a territorio norteamericano. El fondo constará de 43 millones de dólares.

Esta medida sin duda es un esfuerzo por proteger a autores, compositores, intérpretes y algunos otros titulares de derechos conexos.

Se ha dicho que uno de los primeros resultados de este acuerdo, es el fin al litigio con la cantante de rock folk Melissa Ferricka y el líder de las bandas de rock alternativo Cracker y Camper Van Beethoven, David Lowery. ambos compositores independientes.

La cuestión es que al ofrecer música, Spotify debe pagar regalías a los autores y a los dueños de la grabación (derechos de master). Es por ello que con este fondo se atenderá resolver conflictos con los titulares de estos derechos.