Se denomina así a los derechos de propiedad que tiene inventores, creativos, autores, etc. sobre las manifestaciones de su creatividad.

La propiedad intelectual se relaciona con las creaciones de la mente: invenciones, obras literarias y artísticas, así como símbolos, nombres e imágenes utilizados en el comercio.

La legislación protege la Propiedad Intelectual, considera a las patentes, los derechos de autor y las marcas, y permiten obtener reconocimiento o ganancias por las invenciones o creaciones.

header1

Al equilibrar el interés de los innovadores y el interés público, el sistema de P.I. (propiedad intelectual) procura fomentar un entorno propicio para que prosperen la creatividad y la innovación. Según la OMPI (Organización Mundial de la Propiedad Intelectual).

Por un parte tenemos a la propiedad industrial, que se desprende precisamente de P.I. Esta rama es la que se encarga de regular invenciones con utilización en la industria como patentes, modelos de utilidad, dibujos industriales y también signos distintivos como marcas o avisos comerciales.

OMPI

La otra rama es la que se denomina derechos de autor, regula todo lo concerniente a las creaciones artísticas o literarias, como son dibujos, los libros, la música, la pintura, la escultura y las películas hasta los programas informáticos, las bases de datos, las publicidades, los mapas y los dibujos técnicos.

Este tema es sumamente importante para todos los creativos, pues el conocer los derechos que les asisten en relación a sus expresiones, sin duda les dará una visión más amplia de sus capacidades de uso y explotación.