La entrega de premios del Programa de Fomento al Patentamiento y la Innovación (PROFOPI) alienta la creatividad e innovación.

Enrique Graue, rector de la Universidad Nacional Autónoma de México dijo que los último siete años nuestro país patentó unos 8 mil 600 inventos, pero solo 426 fueron concesionados a alguna institución, empresa o particular.

La apuesta para dejar de ser un país únicamente manufacturero es hacer uso de la capacidad creadora e innovadora de los mexicanos, señaló el rector.

“Hay que seguir indeclinablemente en este camino y esperar que la planta productiva nacional haga cada vez mayor uso de la capacidad creativa e innovadora del talento mexicano porque no está haciendo todavía su potencialidad de uso”

“Por eso tenemos que seguir insistiendo en innovar y patentar, solo así podremos pasar de un país manufacturero a uno innovador y creador de tecnologías poderosas”

unam

En el mismo evento, Miguel Ángel Margáin González, director general del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) aseguró que la máxima casa de estudios es la institución con más registros a la dependencia.

“La UNAM es hoy uno de los mejores y más frecuentes usuarios del sistema de propiedad industrial en México. Pero además es muy importante explicar que en el caso de la UNAM no sólo se presentan solicitudes que buscan cumplir con los requisitos legales de patentabilidad, aquí también se piensa mucho en que aquello que se busca registrar tenga viabilidad en el mercado. Esto es muy importante porque lo que todos queremos es que lo que se patenta llegue al mercado y funcione para la población”

“El PROFOPI reconoce y premia a aquellas innovaciones incubadas en la UNAM y que cuenten con una solicitud de patente ya tramitada ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial. Este año, los premios ganadores provienen de diversas facultades e institutos de la UNAM. Son el producto creativo de más de 30 investigadores.  A todos ellos hay que felicitarlos por su capacidad para saber vincular la investigación básica con estrategias para solucionar problemas que afectan a la sociedad o para contribuir al desarrollo sustentable. Hay que seguir indeclinablemente por este camino y que la planta productiva nacional haga cada vez más uso de la capacidad creativa e innovadora del talento mexicano, porque todavía no se está usando toda la potencialidad creativa mexicana” concluyó el rector.

Cg-t6AOWUAAvQKZ

En cuanto a registro de marcas, Margáin González detalló que en Jalisco se registraron 11 mil 307 en año pasado, mientras que de enero a marzo del presente los empresarios se han acercado al IMPI a registrar tres mil 97 nuevas marcas. Las proyecciones para finalizar el 2017, según el IMPI, es que haya en Jalisco más de 12 mil 500 nuevas marcas registradas.