Una Juez de Massachusetts anuló el pasado martes la condena que se le impuso al deportista Aarón Hernández en 2015, por el homicidio del jugador semi-profesional Odin Lloyd, en junio de 2013.

El ex jugador de los New England Patriots, se suicidó en su celda el pasado 19 de abril de 2017 dentro del Centro Correccional Souza Baranowski en la localidad de Shirley, Massachusetts. Una semana antes había sido exonerado por dos asesinatos; sin embargo quedó en prisión cumpliendo cadena perpetua por la muerte de Lloyd.

Los relatos dicen que el jugador se colgó en su celda utilizando una sábana que ató a la reja de la ventana. Además, intentó bloquear desde dentro la puerta de su celda individual para evitar que los guardias pudieran entrar.

En el Estado de Massachusetts se implementa una regla llamada de “reducción”, en la cual los tribunales descartan condenas por los acusados que mueren antes de que su apelación sea oída.

El día en que se produjo el ahorcamiento, aún no se había fijado fecha para su audiencia de apelación, por lo que la juez de Susan Garsch acordó este martes anular su condena de 2015 porque Hernández falleció antes de que su apelación llegara a la corte.

La fiscalía que representa a la familia de Odin, argumentó que una carta escrita antes del suicidio por Aarón Hernández dirigida a su novia, prevenía esta situación, ya que en ella le decía: “Eres Rica”. Argumento que la familia utilizó para evitar que la demanda por daños y perjuicios en materia civil, presentada contra Hernández por la muerte de Odin, se complicara. Haciendo el señalamiento de que Hernández conocía lo alcances de su deceso.

Acontecimiento que no consideró la juez, pues como ya se dijo, era su obligación atender a la doctrina que en aquel Estado se desarrolla.