Todos somos parte del espectro gigantesco que es el comercio, siendo el público demandante o quien realiza la oferta. Podrías estar de cualquier lado en todo momento, así que conocer esta información te será útil.

Los beneficios que se obtienen al registrar un marca son inigualables, distinguen a tu producto de la competencia, los consumidores entienden que la calidad del producto se mantiene, es un activo dentro de la economía de tu empresa. Y sobre todo te diferencia de otros prestadores de servicios, incrementando la demanda.

Para registrar un marca debes atender las estipulaciones que, dentro de la Ley de la Propiedad Industrial se exigen, como lo es presentar la documentación con los datos del titular de la marca que se solicita, los detalles de la marca, los servicios que se ofertan o se ofertarán, y más importante que estos, el pago que se exige.

 registro-de-marca (1)

Es decir, en primer término saber que en la solicitud deben asentarse los datos que allí se señalan (nomrbe domicilio, nacionalidad etcétera.), conocer el tipo de marca que se pretende, es decir si es puramente compuesta de letras, si se trata únicamente de la imagen, si es una combinación de ambas, o cualquier otra que la legislación considera.

De igual modo, debe, en dado caso, inscribir el domicilio del local o del sitio donde se ofertará la marca. Una vez que se cuente con la solicitud que es descargable de la página http://www.gob.mx/impi es preciso pagar en el banco de tu preferencia con el que se tenga convenio, el importe que el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) pide para iniciar el procedimiento.

Proceso-Registro-Marcas-Patentes

Utilizarás tus datos fiscales, este pago se tramita a través de la red, en la página https://eservicios.impi.gob.mx/seimpi/  donde se pedirá que se elija, de un listado, el concepto por el que se realiza el pago, ahí es cuando se elige la opción: “estudio de una solicitud de una solicitud hasta su conclusión”

Una vez que tengas todos estos requisitos, podrás presentarlos ante las oficina del IMPI y entregar toda la documentación en dos juegos, uno para ti y otro para el Instituto. A partir de ese momento, se iniciarán los exámenes que rutinariamente se realizan a cada solicitud, y te tendrán una respuesta dentro de cuatro a seis meses.