La semana pasada se conmemoraron 52 años del fallecimiento de Guillermo González Camarena.

El científico, investigador e ingeniero mexicano aportó al mundo contemporáneo una de las invenciones que, sin duda, resultó ser un parteaguas el mundo del entretenimiento a través de la señal de la televisión, pues de aquí las obras audiovisuales también se vieron beneficiadas.

Lo que poco se sabe de este personaje, es que además de sumergirse en el mundo de los inventos, también era investigador y compositor de algunas canciones que nunca se grabaron.

Captura de pantalla 2017-04-24 a las 13.04.36

El científico mexicano logró trascender al inventar un sistema para transmitir televisión a color. Creó en 1940 un sistema para transmitir televisión en color en todo el mundo, el sistema tricromático secuencial de campos (conocido como STSC).

Inventó también más tarde, en los años 1960, un sistema más simple para generar color, el sistema bicolor simplificado. Lo que poco se conoce es que, González Camarena lanzó la televisión a color en México, su país natal, antes que la implantación del NTSC llamado así por las siglas de National Television System Committee, (en español:Comité Nacional de Sistema de Televisión).

Los primeros desarrollos técnicos de la televisión se remontan a finales del s.XIX, cuando el ruso Vladímir Zvorykin creó el iconoscopio y el norteamericano Philo Taylor Farnsworth inventó el primer televisor totalmente electrónico, González Camarena le dio el color, característica que terminó por catapultar la popularidad de esta nueva “maravilla de la tecnología” que sorprendió a todos.

TelevisionBandas_01

Fue en el año 1940, cuando la Secretaría de Economía de México, admitió la solicitud de patente de González Camarena, número MX-40235. Bajo la descripción “Sistema tricromátrico de secuencia de campos, utilizando los colores primarios rojo, verde y azul para la captación y reproducción de imágenes, tanto por cables como de manera inalámbrica”.

A partir de entonces, en todo el mundo comenzaron a modificarse tanto los televisores, como las producciones, pues se evidenciaban cosas que por la falta de color no se percibía.