La película The Conjuring, también conocida como “The Warren Files”, titulada “Expediente Warren” en España y El conjuro en Hispanoamérica, se ve envuelta en un litigio por derechos de autor que ha iniciado Gerald Brittle, autor del libro en el que se inspira el filme.

Gerald Brittle escribió el libro “El demonólogo (The Demonologist)” donde la familia Warren narra el atestiguamiento de fenómenos paranormales, y según ha dicho en la reclamación, cuando la historia le fue contada, se firmó un contrato de exclusividad entre la familia y el autor. Donde se comprometieron a no realizar un trabajo que pudiese significar competencia directa.

El autor demanda a Warner Bros. exigiéndole 900 millones de dólares por el uso no autorizado que supuestamente han venido configurando al producir`Expediente Warren’, `Expediente Warren: El caso Enfield´y el spin-off  ´Annabelle´. infringiendo el acuerdo de exclusividad.

critica-expediente-warren2

El escrito de demanda se ingresó en el tribunal federal de Virginia, EE. UU. donde aparecen como co-demandados “New Line Productions” y al director de las dos entregas de la saga, James Wan. Ésta es específica al recalcar que el matrimonio no tiene permitido participar en un proyecto con estas características.

En cuanto al acuerdo firmado por Lorraine Warren y Warner Bros. el abogado de Brittle, dijo que:

“cuando Lorraine Warren cedió los derechos a los demandados […] ella no podía hacerlo ya que pertenecían a Gerald Brittle. […] Con lo cual, ella no podía conceder ningún tipo de derecho”.

Los 900 millones de dólares exigidos, una cifra excesiva, viene argumentada, según Henry, en que “ser una devolución de las ganancias de los acusados como también los daños que han podido causar”.

“es muy difícil creer que un gran conglomerado como Warner Bros, con su ejército de abogados especializado en acuerdos de derechos de propiedad intelectual, no hubiese encontrado el libro El demonólogo o los acuerdos relacionados con él”.

annabelle-2014-hd-horor-movie

Es evidente que el autor, debe demandar en primera instancia a la parte de la familia que celebró el contrato con warner bros, por violar las cláusulas de exclusividad a las que se sujetaron previamente.

Pero además, desde luego se debe demandar a Warner, ya que, como existe un libro con el cual, supuestamente se basan las historias narradas con posterioridad por parte de la productora. Esto se configura al uso de obra no autorizado, además de una adaptación tampoco autorizada.

Captura de pantalla 2017-04-03 a las 16.09.09

En la demanda se puede leer que no se reconoce al autor como tal, ni se le dan créditos. Derecho que es irrenunciable.