A mediados del año pasado (2016) los autores Martin Harrington y Thomas Leonard, demandaron al cantante británico exigiéndole 20 millones de dólares.

Todo el asunto surgió por la canción “Photofraph” que Sheeran volviera hit ese mismo año. Al cual los compositores señalaron como plagio del tema que ellos mismos compusieron en 2009 para un competidor del programa The X Factor en 2010. La canción tiene el título de “Amazing”.

El intérprete de esta canción “Amazing” Matt Cardle, respecto a la demanda dijo que:

“esta no es mi demanda. Creo que Ed Sheeran es un genio y en un cien por ciento merece todo su éxito” pues evidentemente no tiene nada que ver con el asunto.

Por lo que el pasado viernes 7 de abril el cantante llegó a un acuerdo con los demandantes, sin embargo se desconoce el monto y los términos de dicho acuerdo.