El logotipo de una marca es sumamente importante, es por ello que después de un tiempo de haber madurado en el mercado se vuelve una inquietud querer modificarlo. Pero debes hacerlo conforme a derecho.

Esto sucede con marcas que no llevan tanto tiempo en el mercado, o bien cuando la gran parte de los consumidores todavía no asocia el diseño con la marca ni con los productos o servicios.

Si el titular de la marca decide por cualquier cuestión realizar esta acción, tiene que conocer los lineamientos que el la Ley de la Propiedad Industrial ha establecido para estas cuestiones.

Nike

En primer lugar, y suponiendo que las acciones que la ley establece se realizaron con la primera marca, damos por entendido que ésta ya está registrada con un logotipo cualquiera. Partiendo de esto y conociendo el objetivo que va sobre usar uno nuevo, debe solicitarse el registro de la misma marca, es decir de la misma denominación; pero esta vez ya con el nuevo logotipo.

No importan si lo único que va a ser diferente será el color que tiene un diseño y otro, pues la marca debe ser utilizada tal como fue solicitada y registrada ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial.

Muchas veces cuando se inicia el procedimiento de registro de marca, se opta por mostrar el diseño solo en blanco y negro, esto con el fin de que los colores puedan variar. Pero si ya se tienen los colores definidos, será preciso iniciar un procedimiento nuevo.

No es una imposibilidad, inclusive usar una sola marca con varios diseños, sin importar si son similares o no. Lo importante es mantener la relación entre ambas, y con que la denominación sea la misma es suficiente para asociarlas.