Podríamos creer que cualquier denominación que se nos ocurra puede incursionar en el comercio amparando ciertos productos o determinados servicios, convirtiéndose así en una marca comercial. Sin embargo muchas veces no se nos permite registrar una marca.

Todos conocemos a las marcas cuando ya son famosas gracias a los productos que se ofertan a su amparo, o a los servicios que consumimos, a la difusión de su imagen y calidad e inversión en publicidad. Pero pocos conocemos las dificultades que en ciertos momentos se presentan para poder obtener el reconocimiento como marca del nombre con el que pretendemos prestar servicios, llegando incluso a la negación de un registro marcario.

La primera razón que se nos viene a la mente por la cual el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), [Ente encargado del estudio de registro de marcas y derechos de propiedad industrial en México] niega el registro de una denominación, es porque ya existe alguna otra que utilice el mismo nombre o el mismo logotipo o alguno muy similar.

shaping

Y estamos en lo correcto, pero además de estudiar o de analizar la similitud con una marca ya existente, debemos saber que hay una clasificación internacional que cataloga diversos productos y servicios, que serán los que amparará una marca determinada; Por lo que si dos marcas son similares y se registrarán en clases diferentes, el registro podrá proceder, siempre que no se encuentre registrada o en vigencia alguna otra anteriormente.

Otra razón por la que se niega el registro de una marca es porque la denominación que se pretende, se trata de un nombre que alguna persona utiliza para sus publicaciones, programa de televisión, en un personaje, o bien en su banda musical, es decir, su nombre artístico. Si no se cuenta con la autorización expresa de quien utiliza dicho nombre artístico, el IMPI negará el registro de marca.

el_origen_de_los_nombres_de_los_grupos_musicales_10353

Cuando se inicia un procedimiento de registro, hay que estar seguros de presentar los requisitos que la ley y el reglamento exigen, de lo contrario el Instituto pedirá se subsanen dichas omisiones, y si no se presenta respuesta que subsane el error dentro del plazo concedido por la ley, el procedimiento terminará. En esta parte, si bien el registro no se negó, el procedimiento ha terminado y se deberá iniciar uno nuevo.

Otra cuestión por la que se niega es por el uso de palabras o juegos de palabras que vayan en contra de la moral y las buenas costumbres.

También hay considerar el título de algunas obras artísticas, por ejemplo las audiovisuales; cuando la marca pretende utilizar el título de una película y el solicitante no cuenta con la autorización de quien posee los derechos sobre la mencionada, el Instituto negará el registro marcario.

beneficios-de-decir-groserias

Y así como estos puntos, que son generales, existen muchas otras disposiciones que contemplan la negación del registro de una marca. Para que esto no te suceda, acude con un especialista en la materia, quien te podrá orientar y explicar a profundidad si la marca y/o diseño que pretendes utilizar, tiene alguna posibilidad de ser aceptada, o en su caso lo que procede legalmente si se encuentra en trámite y te han enviado algún oficio.