No es casualidad que todas las marcas que conocemos oferten solamente determinados productos o servicios, más allá de si cuentan o no con posibilidades de poder ofertar otras más y distintas.

Es decir, el prestador del producto o servicios puede tener todas las posibilidades de ofertar con una sola marca la infinidad de productos que desee, pero para que este acto le sea reconocido como exclusivo, deberá obtener el registro de la misma marca en la clase correcta de acuerdo a la calificación internacional de productos y servicios con arreglo en NIZA.

La Clasificación de Niza, establecida por el Arreglo de Niza (1957), es una clasificación internacional de productos y servicios que se aplica para el registro de marcas.  La undécima edición entró en vigor el 1 de enero de 2017.

coca-cola-x-human-made-x-beams-collection-3

Por poner un ejemplo, suponiendo que Coca-cola cuente con el registro de “bebidas preparadas” que involucra a los refrescos y que está descrita dentro de la clase (32) de dicha clasificación. Coca-cola no podrá ofertar de manera exclusiva utilizando la misma marca en un producto diferente como una playera, ya que esta se encuentra dentro de la clase (25). A menos que obtenga el registro marcario dentro de esta nueva numeración.

En pocas palabras, la calificación internacional desglosa la mayor cantidad de productos y servicios que existen en el comercio, dividiéndolos de acuerdo a su naturaleza.

image011

A continuación transcribo algunas para que puedas conocerlas:

(1) Productos químicos para la industria,

(2) Pinturas, barnices, lacas

(28) Juegos y juguetes

(30) Café, té, cacao y sucedáneos del café;
arroz.

(41) servicios de entretenimiento

Existen únicamente 45 clases, de cuales las 34 primeras se refieren a productos y las 10 restantes a la prestación de servicios.

Es importante conocer este tema, ya que se solicitar el registro de una marca, debes especificar a qué tipo de productos estará dirigida.