El estreno de la película “Logan”, una forma digan en la que se despide la interpretación de Wolverine por parte del actor Hugh Michael Jackman. Aquí te platicamos lo que sucederá con Logan, Jackman y con Marvel Comics.

El actor australiano sin duda será recordado por ser el icónico personaje de los X-men. Y con el estreno de “Logan” se ha llegado al final de la trilogía de este superhéroe. Pero eso no quiere decir que desaparecerá, ni que Marvel Comics, o alguna otra productora esperen a que el público se olvide de él.

Lograr que, en este caso, un actor interprete por tanto tiempo (17 años desde su primera interpretación) a un personaje, es algo muy difícil de lograr, evidentemente por el temor a no saber si funcionarán los proyectos, si al público le gustará y muchas otras cuestiones que no pueden preverse. Miedo fundado que existe en la producción y desde luego en el actor.

Logan

Para fortuna de la gente que participó en la producción de las sagas de Wolverine y X-men, resultó ser una de las mejores opciones: lograr que Hugh Jackman no interpretara a otro superhéroe o que trabajara en una producción audiovisual que involucrara a un personaje con características similares.

Esto se logra a través de una cláusula de exclusividad, en la que se señala precisamente el compromiso que el actor tendrá para ser Wolverine, limitándose a las necesidades que la producción sugiera.

Jackman no podrá caracterizarse del personaje para sus propios fines, ya que “Wolverine” pertenece a Marvel Comics, quienes poseen sus derechos de propiedad intelectual, y quien tienen la faculta de autorizar o prohibir cualquier uso que le quieran dar.

logan-hugh-jackman-700x300

Es por ello que si alguna otra producción tiene estimado que puede realizar un mejor trabajo al relatar la vida del solitario Logan, bien podrán utilizar otro actor, esto después de conocer el “pulgar arriba” de Marvel Comics.

Las películas donde ha quedado evidencia de su participación, seguirán siendo explotadas a discreción de la productora, pues antes de comenzar el trabajo de rodaje, busca que se firmen diversas autorizaciones: por ejemplo el uso de imagen de Jackman, la autorización de Marvel Comics para utilizar a su personaje Wolverine. Siendo así la productora la poseedora de derechos de autor sobre la cinta y teniendo las facultades para utilizarla como mejor le convenga siempre que no se afecta la imagen de los participantes.