Ha pasado ya varios días de que el evento deportivo más grande del año se llevara a cabo, el Supero Bowl LI. Tan importante es la competición deportiva, como el marketing que se asocia al mismo. Así lo demuestran las estadísticas.

El Super Bowl es seguido en vivo y en directo por aproximadamente 120 millones de espectadores, solamente en el país norteamiericano.

Sabemos que la transmisión inclusive es seguida por personas que no gustan de este deporte, algunas buscan ver el espectáculo de medio tiempo, y las marcas aprovechan multimillonarios espacios publicitarios para sorprender y alcanzar a sus audiencias.

Captura de pantalla 2017-02-20 a las 12.48.19

Evidentemente el punto principal es el partido y el espectáculo de medio tiempo; pero también ocurrieron cosas interesantes a propósito de las marcas que aprovecharon la ocasión para interactuar con su público, unas de forma más creativa que otras.

Es importante mencionar que la publicidad se compuso de 66 spots publicitarios, y en la gran mayoría hubo una constante presencia de lecturas políticas en contra del recién electo presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Uno de los comerciales que tuvieron mayor interacción en redes sociales, fue el de la empresa constructora Lumber. En el que se narra la historia de una madre junto a su que intenta cruzar la frontera. Este anuncio tuvo más de 99.000 menciones combinadas en Facebook, Instagram y Twitter.

LOS HASHTAGS

“De acuerdo con el estudio anual de Marketing Land, el uso de hashtags en publicidad durante el Super Bowl bajó significativamente a 30% en comparación con el 2016 donde alcanzaron un 45%”.

Captura de pantalla 2017-02-20 a las 12.58.36El año con mayor uso de hashtags en los anuncios durante el Super Bowl fue el 2014, cuando alcanzaron un pico de 57%. Cifra que evidencia una dramática caída este 2017.

LA DIFUSIÓN DE LOS PROPIOS INTERNAUTAS.

Compartir contenido es una de los formas en la que, sin tanta inversión, la publicidad puede llegar a puntos más recónditos, pues lo internautas son los encargados de “distribuir” el contenido que más les parezca.

Los mensajes políticos tuvieron gran repercusión al ubicarse en el Top 10 de shares durante el Super Bowl.

En el conteo de la publicidad más compartida, se ubicaron en los puestos 1, 3, 5 y 7 que hicieron referencia a la situación política que vive actualmente Estados Unidos.

El primer puesto fue para Budweiser con “Born the Hard Way”, un spot que aunque la marca aclaró que viene gestándose desde mayo de 2016 y nada tiene que ver con las políticas anti-migratorias de Trump, da un mensaje poderoso de inclusión a los extranjeros que buscan el sueño americano. Al momento de escribir este artículo superaba las 27 millones de reproducciones en Youtube.

Los 20 anuncios que se transmitieron en el supero bowl del año 2008 se siguen visualizando y hoy en día acumulan 440 millones de minutos de visualización, lo que equivale a ver 1.8 millones de veces el propio partido.

En el caso del Super Bowl, en Facebook e Instagram se sumaron nada más y nada menos que 110 millones de comentarios en torno a la gran final de la NFL.

Mientras que en Twitter se contaron más de 27,6 millones de tweets utilizando el hashtag oficial del evento #SB51. Mientras que #SuperBowl superó el millón de tweets antes del Halftime Show.

Captura de pantalla 2017-02-20 a las 12.58.36

90% de las interacciones en Facebook, principalmente con respecto a contenido en formato de video, se dieron a través de dispositivos móviles.

OTROS DATOS IMPORTANTES.

Los usuarios que mejor responden a la publicidad durante el evento son los jóvenes entre 18 y 24 años, supuestamente por ser los más abiertos a adquirir los productos que promocionan.

Captura de pantalla 2017-02-20 a las 13.27.07

Para cualquier marca en cualquier parte del mundo sin importar el producto o servicio que comercialice: pon atención al contexto que viven tus usuarios, cuáles son sus preocupaciones y temas de conversación.

Para conseguir su atención y lograr conectar con ellos necesitarás ser relevante, eso solo es posible si te pones en su lugar y dejas que tu marca no sea la protagonista, sino tu audiencia.