La serie que comenzó a trasmitirse hace apenas algunas semanas, supuestamente ha sido producida con varios vicios legales.

En principio, la familia de la llamada “Diva de la banda” argumenta que no existe autorización expresa para que la producción de este audiovisual se realice, pues no se llegó a ningún tipo de acuerdo.

UNivision_453

Otra cuestión es la establecida en la demanda que la empresa “Jenni Rivera Enterprises” interpuso concretamente contra la cadena de televisión Univision, puesto que la serie “Su nombre era Dolores, la Jenn que yo conocí” contiene escenas que alteran la realidad, y que no retrata de manera correcta la vida de la cantante.

Señala también que algunas de estas escenas nunca ocurrieron como son relatadas en la serie, pues tratan temas de adicción a estupefacientes, drogas, alcohol y se involucran también en sus relaciones amorosas, y no solo de Jenni Rivera, pues incluso se narra la supuesta relación que una de sus hijas (Chiquis) tenía con Esteban Loaiza.

1923_jenni-rivera_620x350

La adaptación a televisión, se realizó del libro de Pete Salgado, quien fuera manager de la cantante y quien, supuestamente viola diversas cláusulas de un contrato de confidencialidad que tenía firmado con “La diva de la Banda”.

Ahora “Jenni Rivera Enterprises” exige un pago de 10 millones de dólares, por los daños causados a la reputación e imagen que el público tiene de la cantante.

La cadena Univision no se ha pronunciado al respecto.