Como recordamos, tras la muerte de Michael Jackson se hizo público que adquirió los derechos de algunas canciones de The Beatles, y posteriormente Sony pasó a ser propietario de estos derechos de autor.

En días pasados el ex-beatle presentó en una corte de Nueva York, Estados Unidos una demanda que pretende recuperar sus derechos de autor. Para cumplir este objetivo, se apoyará en la legislación estadounidense que da esta pauta.

McCartney lleva años intentado recuperar estos derechos, pues la explotación que se realiza con sus canciones, probablemente equivale a millones de dólares por concepto de regalías.

SonyATV_logo

Esta no es la única cuestión que seguramente aqueja a Paul, pues al no tener los derechos de publishing (derechos de autor) de sus canciones, tampoco puede elegir el uso que se les dé.

Se ha dicho que la ley de copyright estadounidense, establece un apartado para que, después de cierto tiempo, los autores originales puedan recuperar los derechos sobre sus obras intelectuales, cuestión que Sony se ha negado a respetar.

En el año 2018 se cumplirá el término que establece dicha ley: “Según la legislación estadounidense -a la que Sony se ajusta- de protección de los derechos de autor de 1976, los artistas pueden recuperar los derechos de sus obras 35 años después de su primera edición, o hasta 56 años después por obras previas a 1978.”

ley_propiedad_intelectual_como_me_afecta_2

El próximo año, se cumplirán exactamente 56 años desde que la banda inglesa editara su primer obra: Love me do.

Sin duda este será un caso sin precedentes, pues de la resolución que se emita, podrían desatarse una serie de modificaciones  al ley que protege lo derechos de autor.