Dentro de la propiedad intelectual encontramos los derechos de autor, los de propiedad industrial, y los derechos de obtentor.

Estos derechos son muy poco conocidos, sin embargo la importancia de su existencia es vital para que los llamados obtentores, estén protegidos por la ley para explotar de forma exclusiva el resultado de su trabajo.plant

El sistema de Protección de las Obtenciones Vegetales, también llamado Derechos del Obtentor, es una forma de derechos de la propiedad intelectual, que contribuye a propiciar un beneficio en la inversión al obtentor de una nueva variedad vegetal, mientras, al mismo tiempo, hace que las variedades protegidas estén disponibles para propósitos de reproducción.

Los derechos de obtentor son los beneficios que obtiene quien descubre o genera una nueva variedad vegetal y legalmente puede adquirirlos.

portada_30_06_2011Un obtentor, de acuerdo a la Ley Federal de Variedades Vegetales, es una persona física o moral que mediante un proceso de mejoramiento obtenga y desarrolle una variedad vegetal de cualquier género y especie.

El certificado que se emite como reconocimiento de dicho derecho, se conoce como Título de Obtentor, el objetivo de su protección, es evidente pues se alienta y promueve la investigación, innovación y generación de nuevos materiales que beneficiarán directamente a la sociedad en la adopción, práctica y consumo.

variedades-veg-jpg_1375202852

Según dicha ley, los años de protección dependerán de la rama a que pertenezca:

Artículo 4o.- Los derechos que esta ley otorga a los obtentores de variedades vegetales son los siguientes:

II.- Aprovechar y explotar, en forma exclusiva y de manera temporal, por sí o por terceros con su consentimiento, una variedad vegetal y su material de propagación, para su producción, reproducción, distribución o venta, así como para la producción de otras variedades vegetales e híbridos con fines comerciales. Estos derechos tendrán una duración de:

a) Dieciocho años para especies perennes (forestales, frutícolas, vides, ornamentales) y sus portainjertos, y

b) Quince años para las especies no incluidas en el inciso anterior.

Estos plazos se contarán a partir de la fecha de expedición del título de obtentor y, una vez transcurridos, la variedad vegetal, su aprovechamiento y explotación, pasarán al dominio público.