Después de cuatro años de litigio, el Tribunal Supremo de China dictó la sentencia que reconoce al ex jugador de los Chicago Bulls, como el único autorizado para utilizar su nombre en la oferta de productos y servicios.

Así es como la justicia China ha dictado que la empresa Qiaodan Sports con sede en la provincia sureña de Fujian, infringió los derechos de propiedad intelectual del también actor de “Space Jam”.

El Supremo prohibió a la compañía china que utilizara el carácter chino del nombre de la estrella del baloncesto en sus productos, pues el nombre es reconocido mundialmente, dejando detrás la sentencia precedida que justificaba este uso diciendo que “Jordan” era una apellido de gran popularidad en occidente, por lo que no era posible que se concluyera que se trataba del jugador.

captura-de-pantalla-2016-12-20-a-las-12-49-08

El tribunal dictaminó que la disputa sobre la marca “Qiaodan”, transliteración al chino de Jordan, infringió el derecho al uso del propio nombre del deportista y contravino disposiciones de la Ley de Marcas. Sin embargo podrá utilizar la marca en pinyin, (“Qiaodan”), en el sistema que permite escribir el chino con las letras del alfabeto latino, pues aseguran que esta palabra no será relacionada por el público consumidor chino.

Anteriormente había peleado sin éxito en tribunales en Beijing que Qiaodan Sports estaba usado su nombre chino, su número de camiseta 23 y el logo del basquetbolista para parecer que él estaba asociado con la marca de la empresa.

Es por ello que a partir de ahora el único propietario legal de “乔丹” (qiaodan, su nombre en mandarín) en China, es ni más ni menos que Michael Jordan.

captura-de-pantalla-2016-12-20-a-las-12-49-30

Declara la victorai, Jordan dijo:

“Me alegro de que el Tribunal Supremo haya reconocido el derecho a proteger mi nombre a través de su fallo en los casos de marcas”

“Los consumidores chinos merecen saber que Qiaodan Sports y sus productos no tienen ninguna conexión conmigo. Nada es más importante que proteger tu propio nombre, y la decisión de hoy muestra la importancia de ese principio”

Sin embargo esta victoria es parcial, ya que el logotipo que utiliza la denominación en disputa, podrá seguir siendo explotado por la empresa Qiaodan Sports Company, pues en la sentencia se puede apreciar que el argumento de similitud no es suficiente. Ya que la silueta que representa es sumamente distinta e inclusive en otra posición.