La riqueza cultural en México es extensa, pues existe una gran diversidad de grupos étnicos y con ellos sus costumbre especificas.

Es importante que se reconozcan los derechos culturales de los pobladores pues esto ayuda a la conservación y reconocimiento de la historia que es parte de la nación. Algunos bienes culturales se encuentran protegidos por el INBA o por CONACULTA, como piezas o monumentos.

En el caso del monarca tlatoani que falleció en el año de 1472, encontramos una diversidad de poemas así como ejemplos de obras arquitectónicas las cuales se encuentran protegidas.

p160nezahualcoyotl

Nezahualcoyotl también llamado el coyote hambriento, creó inumerables poemas, los que han pasado al dominio público y de los que se encarga el estado mexicano de proteger, algunos de sus versos los encontrarás plasmados en los muros del Museo Nacional de Antropología e Historia.

Entre las obras arquitectónicas que forman parte del legado mexicano encontraras acueductos localizados en Chapultepec, el Templo Mayor, presas y palacios; por lo que el reflejo arquitectónico de aquella época la debemos a él.

Entre las leyes que protegen las obras culturales, bienes muebles e inmuebles se encuentran la ley Federal de Zonas y Monumentos y la La Ley Federal de Autor, las cuales protegen la reproducción, toma de fotografías, estudios y publicaciones de investigaciones, esto con la finalidad de preservar el patrimonio cultural.

La ley señala la libre utilización de tales obras siempre y cuando no sean deformadas y se respeten en todo momento, otorgándoles el reconocimiento debido a tales expresiones culturales.

Yo lo Pregunto

Yo Nezahualcóyotl lo pregunto:
¿Acaso de veras se vive con raíz en la tierra?
Nada es para siempre en la tierra:
Sólo un poco aquí.
Aunque sea de jade se quiebra,
Aunque sea de oro se rompe,
Aunque sea plumaje de quetzal se desgarra.
No para siempre en la tierra:
Sólo un poco aquí.