El otro día me encontraba en una plática con un grupo de abogados, quienes discutían acerca de cómo presentar una reclamación por derechos de autor y noté que existe confusión acerca del por qué el registro de una obra.

Hablaban del conflicto que se suscitó con respecto al plagio del himno americanista, y uno de ellos señaló que la posibilidad de que el Club Sevilla, (himno plagiado) podría demandar al club mexicano era clara, sí y sólo sí el club español contaba con su registro previo.

Cuestión que por lógica que parezca, carece de veracidad, pues el registro de una obra no tiene nada que ver con los derechos que un autor tiene, lo explico más a detalle.

mesa-de-analisis

El que una obra esté o no registrada desde luego que está vinculada al RECONOCIMIENTO que el Estado mexicano hace en favor de un autor; sin embargo este registro NO otorga derechos, sino que los reconoce. El título emitido posibilita al autor para acreditarse como tal frente a terceros.

Es decir, los derechos de autor nacen desde el momento en que una persona plasma una obra en un soporte material, y no al momento de su registro.

Y llevando esta primicia al contexto de la plática, coincidimos en que al Club de futbol español es titular de su himno, gracia a que un autor compuso la obra musical y cedió sus derechos. Es totalmente conocido que el himno del Sevilla existe mucho antes que el del América, pues su divulgación permitió esto.

captura_de_pantalla_2016-10-17_a_las_22-04-20

Es por ello que si el club español cuenta o no con un registro ante cualquier institución de aquel país es irrelevante para presentar una demanda, lo que es verdad es que si no cuenta con un título que acredite su autoría o su facultad para ejercer derechos (como la reclamación de un plagio) deberá tener otros elementos de prueba.

Esto aplica no solo para este tema tan mediático, sino para las personas en general. Si un autor no cuenta con un registro ante el Instituto Nacional del Derecho de Autor (México) deberá tener elementos que prueben su autoría en caso de verse involucrado en cuestiones como ésta.

105

Concluimos que la importancia del registro de una obra se debe a la prevención para que malintencionados no hagan uso de ella sin autorización del titular. Además de esto, el contar con el mencionado certificado permite al autor comercializar su obra, pues de esto modo tiene el respaldo que lo reconoce como autor.