La era tecnológica y el uso del internet abrió la puerta para que muchas personas pudieran crear nuevos contenidos de música.

Sabemos que el remix es una remezcla, donde se combinan canciones o sonidos de una o varias obras musicales.

Actualmente es un tema que corresponde a los derechos de autor, en el que existen dos posturas, la primera refiere al uso de canciones ya existentes para efectuar tal remezcla, lo que implica que hay derechos exclusivos del titular de esta obra, por ende para el uso de tales canciones debe haber un permiso previo y de esta manera no se violenten tales derechos, ya que se estaría en el supuesto que la ley prohíbe de modificar, mutilar o deformar la obra principal, (artículo 21 Ley Federal del Derecho de Autor). Y como resultado el titular de la obra debe recibir cierta remuneración de acuerdo a los derechos morales a que corresponde, (artículo 26 y 27 de la Ley Federal del Derecho de Autor).

La segunda postura es, en la que se encuentran los mezcladores pues el tema principal es la creatividad ya que al efectuar tales mezclas también están creando una nueva obra y tal vez pueda ser considerada como obra derivada. A lo largo de la historia observamos que los primeros conceptos de música fueron utilizados para la creación de obras posteriores, por tanto la creatividad da paso al surgimiento de nuevas ideas.

Definitivamente en México es necesario la obtención de licencias de uso para efectuar tales mezclas, para que no sean vulnerados los derechos de autor. En otros países es un tema complicado en la legislación, pues esta autorizado el uso de canciones sin autorización, bajo ciertas restricciones.

Al respecto el Convenio de Berna protege los derechos morales, de reproducción y de paternidad.

La legislación internacional establece que se puede hacer uso de tales canciones siempre y cuando no sea con fines comerciales, también es importante se señale quien es el autor de dichas obras, de lo contrario el simple uso estaría afectando los derechos de autor.

«Sexy Bitch» de David Guetta con Akon