La importancia de prever que estas acciones no se cometan, nos llevan a entender por qué deben incluirse en un contrato de confidencialidad.

Entendiendo que el entorno de competencia empresarial en la actualidad es sumamente agresivo, hablando en términos comerciales, mantener intacta la propiedad intelectual debe ser prioridad.

Es por ello que los trabajadores, o los prestadores de servicios de cualquier naturaleza, deben quedar sujetos a no exhibir ni divulgar estrategias y/o secretos industriales que sirven a la empresa como ventaja importante frente a la competencia; sería la función principal para proteger su propiedad intelectual.

cocacola320

Artículo 82 de la Ley de la Propiedad Industrial.

Se considera secreto industrial a toda información de aplicación industrial o comercial que guarde una persona física o moral con carácter confidencial, que le signifique obtener o mantener una ventaja competitiva o económica frente a terceros en la realización de actividades económicas y respecto de la cual haya adoptado los medios o sistemas suficientes para preservar su confidencialidad y el acceso restringido a la misma

A pesar de existir más estrategias para proteger este activo, como lo es generar lealtad en los empleados, que es una albor ardua, no se puede omitir un documento en el cual queden sujetos a reparar los daños en caso de divulgar lo prohibido. Pues no podemos olvidar el dicho “información es poder”.

Es indispensable dejar en claro que nadie puede utilizar o copiar información de carácter secreto o confidencial sin la autorización de su propietario.

marcas-e-patentes

El “contrato de confidencialidad”, de “no competencia” o el acuerdo de “no divulgación” no son inviolables, a pesar ser un delito tipificado en las leyes mexicanas. Aunque hay que entender que las decisiones judiciales dictadas en este tipo de actos deben ser aplicadas al caso concreto.

Para que la revelación de un secreto industrial sea considerado un delito, requiere de distintos “elementos constitutivos de delito”:

  • a) Que haya sido revelado un secreto por el delincuente.
  • b) Que esa comunicación sea hecha sin justa causa y, a la vez, sin el consentimiento y en perjuicio de la víctima del delito.
  • c) Que el secreto llegue al conocimiento del reo, con motivo de su empleo, y,
  • d) Que el secreto revelado sea de carácter industrial.

No hay que confundir un secreto industrial con una patente, pues su naturaleza jurídica es totalmente distinta.

secretos_industriales

El secreto industrial, jurídicamente hablando, es que el procedimiento/información sea desconocid@ en la época en que se dice cometido el delito, aunque en épocas anteriores haya sido conocido y empleado el mismo procedimiento, con tal de que en la actualidad, por haber dejado de usarse, haya sido olvidado y, por esa causa, para quien lo conoce, constituya una ventaja de carácter industrial.

No es necesario que el secreto industrial, idea o procedimiento, sea desconocido en lo absoluto. Es suficiente saber que estos procedimientos eran o son conocidos por un número limitado de personas y es desconocido para los demás.