Los derechos de propiedad intelectual, surgen a partir de la necesidad de fomentar en los creadores un incentivo para que el avance tecnológico no se detenga.

Estas leyes protegen los intereses de los creadores al ofrecerles prerrogativas en relación con sus creaciones.

La Propiedad Intelectual protege las creaciones de la mente humana: los inventos, las obras literarias, obras artísticas, las marcas, dibujos, etcétera.

impi

Esta rama del derecho se divide en dos importante vertientes, Propiedad Industrial y Derechos de Autor. Ambos encargados de proteger  a los auténticos creadores, para que éstos puedan obtener un provecho económico del uso que se pretenda dar a dichas creaciones.

En ambos casos, las creaciones pueden ser licenciadas en favor de un tercero que cuente con las herramientas comerciales para distribuir la obra o la invención, y así obtener un lucro mucho mayor. Sin embargo la Propiedad Intelectual en general no permite la cesión de algunos de ellos, como son precisamente la obtención de regalías.

indautor

Como podemos notar, la protección de procurar a los inventores fomenta los incentivo y privilegios sustentados en normativas a nivel de ley. Todos estos privilegios reconocidos por el estado.

Sin lugar a dudas es vital para todos los países del mundo proteger la actividad inventiva, pues son fundamentales para su desarrollo económico.