Un ícono que identifica a la cultura mexicana, cuenta con todos los derechos de propiedad intelectual para que nadie más utilice su máscara o su personaje sin autorización. Google lo homenajea con un Doodle.

El día 23 de Septiembre de 1917 nació Rodolfo Guzmán Huerta, quien llevara a la fama el personaje dedicado a actividades artísticas conocido como el santo “El Santo”, nombre que nadie más ha podido ni podrá utilizar, así como tampoco las características de la máscara que jamás se quitó.

captura-de-pantalla-2016-09-23-a-las-12-17-36

El Santo no sólo fue un personaje de la lucha libre mexicana, sino que también participó en distintas películas como nunca nadie que posee una máscara ha participado y que representa la justicia y la lucha contra el mal.

Últimamente hemos sabido de personas que han intentado prestar servicios iguales, utilizando una máscara muy similar y un nombre derivado de “El Santo” y “El hijo del Santo”, por lo que el heredero de la máscara plateada inició un proceso legal. El sujeto se hacía llamar “El nieto del Santo”

 el-nieto-del-santo

Dentro de las leyes mexicanas protectoras de la propiedad intelectual están los derechos de autor, y dentro de sus facultades están: “Reconocer a una persona física o moral para usar y explotar en forma exclusiva títulos, nombres, denominaciones, características físicas y psicológicas distintivas.” Después de procedimiento debido.

En el caso de El Santo y de todos los luchadores, es necesario que cuenten con el Certificado que ampara el uso de su nombre para Personajes Humanos de Caracterización, Ficticios o Simbólicos: Luchadores. Esto evitará que cualquier otro pueda utilizarlo.

mascaras-de-luchadores-mexicanos-lucha-libre-mexicana-858111-mla20488843641_112015-f

El diseño de marca también posee derechos de autor, el diseño original tiene autoría, por esta razón, nadie que no esté autorizado puede utilizarla para prestar servicios como luchador.