Grandes figuras simbólicas que describen la arquitectura de la ciudad, traen consigo una historia, un creador y el reflejo de los avances en el desarrollo de esta ciudad vanguardista.

ang

Posiblemente las ves a diario y claro que traen consigo algo que contar, sus creadores son conocidos, pero ¿En donde se encuentran los derechos que protejan sus creaciones?

Bueno, pues las esculturas también son susceptibles de la protección de derechos de su autor, es decir, de su creador. Tal y como se establece en la Ley de Federal del Derecho de Autor en su Artículo 3o.- Las obras protegidas por esta Ley son aquellas de creación original susceptibles de ser divulgadas o reproducidas en cualquier forma o medio.

di

Así también son protegidas de acuerdo a su autor si es: conocido, anónimo o por un seudónimo, establecido en el artículo 4 de la Ley Federal del Derecho de Autor. Estas obras son protegidas desde el momento en que son fijadas en un soporte material por la persona física que la haya creado.

Así el Artículo 13 contempla en uno de sus supuestos el reconocimiento a las obras artísticas y para ser precisos en su fracción VI. Escultórica y de carácter plástico.

Entre otros derechos, la citada Ley reconoce al autor como el único titular de los derechos sobre la creación de las obras, o sea de sus derechos morales los cuales son inalienables, irrenunciables, imprescriptibles e inembargables. Por lo tanto, a dicho creador le corresponde el ejercicio libre de la obra artística o en su caso a los herederos.

En caso que el titular de la obra no fuese conocido o que la obra pasara al dominio público (100 años después de la muerte del autor), el Estado ejercerá estos derechos siempre que se trate de obras de interés para el patrimonio cultural nacional.

tol

Un tema interesante se presenta con la estatua de “El Caballito” o estatua “Ecuestre de Carlos IV”. Fue diseñada por el escultor y arquitecto Manuel Tolsá, uno de los más antiguos, data desde la época del Virreinato es decir,  el autor falleció en 1816, por lo tanto ya es de dominio público.