Otra forma de disfrutar del séptimo arte, de las butacas a los autos.

Apenas unos años que volvió este concepto al cine, pues desde la década de los sesentas no se veía esto.

La primera vez que surgió el autocinema fue en Estados Unidos en el año de 1933 en Nueva Jersey. En México aparecieron poco después en el norte del país, pero fue hasta 1959 que abrieron las puertas del autocinema llamado Satélite, por lo que a la par abrieron dos más, Lindavista y Del Valle. El costo de la entrada era por auto, así que no importaba cuantas personas venían dentro.

Pero este concepto se vino abajo con la llegada del formato VHS.

El ex presidente Porfirio Diaz también disfrutaba de estas funciones en el Castillo de Chapultepec con su familia y allegados, donde proyectaban películas del cine francés.

auto-1

Si buscas planes diferentes puedes ir al autocinema Coyote, el día de hoy presenta cuatro películas que se muestran en dos de sus establecimientos Polanco e Insurgentes y podrás ver:

-Grease, (Vaselina) un súper clásico que surgió 1978, se exhibe en Insurgentes

-500 Days of Summer, año 2009, se exhibe en Polanco

-Heat, otro súper clásico del año de 1995, con los actores: Al Pacino, Robert de Niro y Val Kilmer y se presenta en Insurgentes

Y por si no te convence hay otra opción, será una función sorpresa de terror que de acuerdo a lo anunciado parece prometer mucho, y se presenta en Polanco.