En lo que va del año hemos conocido infinidad de demandas que involucran a bandas y cantantes, por supuestamente violar derechos autorales.

Esta vez conocemos el caso de Ariana Grande, a quien le exigen junto a su producción realizar un pago por 150, 000 dólares. Esta es la cantidad que figura dentro de la demanda que presentó el autor Alex Greggs.

La canción “One Last Time” de Ariana Grande se estrenó en el año 2014, y “Takes All Night” de Greggs fue grabada en el año 2012 por el intérprete Skye Stevens. Por lo que el autor asegura que no fueron creadas de manera independiente, y que la canción de la artista de pop se trata de una copia no autorizada.

En la demanda se puede leer:

“A pesar de que el ritmo de las dos composiciones puede variar para adaptarse a la prosodia de las letras, existe una similitud sustancial de la colocación rítmica (…) así como el uso de la letra”

Entre los demandados figuran tanto David Guetta, por ser el compositor de la canción de Ariana y Universal Music.

Cuando se violan derechos de autor, las cantidades exigidas deben ser cuidadosamente estudiadas, pues debe englobar cierto porcentaje de las ganancias totales que generó la explotación de la obra. Escúchalas, tú decidirás si realmente suenan parecidas o si se trata de una aventurada demanda a derechos de autor que sólo busca el pago de una indemnización.