Como parte de la cultura de la NBA, muchos de sus jugadores han decidido tatuarse; los diseñadores reclaman derechos de autor.

Hace unos meses conocimos una nueva historia sobre derechos de autor: un estudio de tatauajes demandaba a los creadores de un videojuego de baloncesto por supuestamente violar sus derechos de autor, al reproducirlos sin autorización en los jugadores digitales.

1_nba_2k14

El estudio de tatuajes Solid Oak Sketches ha tatuado a jugadores como LeBron James, Kobe Bryant, Eric Bledsoe, DeAndre Jordan y Kenyon Marin y afirmaba que la supuesta violación se da por la reproducción de tatuajes en videojuegos, pues se trata de una replica en versión digital.

nba2k14-hero.0

En estos días la juez Laura Taylor Swain en Manhattan, emitió la resolución de este juicio, Take-Two Interactive empresa creadora de dicho videojuego ha ganado esta batalla legal, por lo que la serie de sus videojuegos NBA 2K queda eximida de pagar a Solid Oak Sketches, por utilizar “sus” tatuajes.