Adaptar una obra existente es reconocido por las legislaciones sobre Derechos de Autor con el objetivo de proteger al autor primigenio, así como lo original de la obra derivada.

Una canción puede ser adaptada, es decir, modificarla de tal manera que se conserve sustancialmente la obra original, pero generando creación con características originales. En México las legislaciones sobre Derechos de Autor contempla la figura de Obra Derivada:

Artículo 4o.- Las obras objeto de protección pueden ser:

C. Según su origen:

  1. Primigenias: Las que han sido creadas de origen sin estar basadas en otra preexistente…
  2. Derivadas: Aquellas que resulten de la adaptación, traducción u otra transformación de una obra primigenia;

Como ejemplo de una obra derivada tenemos el trabajo de Cultura Profética, creando su canción Bieke, basada en la primigenia obra del Maestro Bob Marley.

Pero claro que Cultura debió contar con autorización de los autores y/o titulares de la obra original para realizar esta adaptación. Así como la mayoría de las leyes mundiales en materia, en México también la Ley Federal del Derecho de Autor especifica el tratamiento de estos derechos:

Artículo 78.– Las obras derivadas, tales como arreglos, compendios, ampliaciones, traducciones, adaptaciones, paráfrasis, compilaciones, colecciones y transformaciones de obras literarias o artísticas, serán protegidas en lo que tengan de originales, pero sólo podrán ser explotadas cuando hayan sido autorizadas por el titular del derecho patrimonial sobre la obra primigenia, previo consentimiento del titular del derecho moral, en los casos previstos en la Fracción III del Artículo 21 de la Ley.

Cuando las obras derivadas sean del dominio público, serán protegidas en lo que tengan de originales, pero tal protección no comprenderá el derecho al uso exclusivo de la obra primigenia, ni dará derecho a impedir que se hagan otras versiones de la misma.

Entonces para concluir, las obras derivadas son reconocidas y protegidas por lo que tiene de originales, y para realizar la adaptación es necesario contar con autorización del autor y /o titular de los derechos.