Después de que en el año 2015 la canción Happy Birthday, haya sido declarada de dominio público, Warner Chappell indemnizará a los usuarios que pagaron al utilizarla.

El año pasado el juez George H. King, declaró que al canción más típica para celebrar a los cumpleañeros ha pasado a formar parte del dominio público, es decir que cualquier persona puede hacer uso de ella, sin pagar al autor, o en este caso a quien tiene los derechos de publicación.

Sin embargo, antes de esta declaratoria, Warner se había encargado de recaudar para su beneficio el cobro por derechos de uso, lo que al final no le correspondía.

surprise-happy-birthday-gifts-5

Así fue como la cantante Rupa Marya, junto a Jennifer Nelson, quien es una documentalista, que trabajaba en un largometraje sobre el origen de la canción, a quien le peía Warner un pago de mil 500 dólares para otorgarle una licencia de uso, formaron parte de los demandantes que buscaron se liberaran los derechos de sobre esta canción.

Es por ello que en un acuerdo extrajudicial, Warner se ha comprometido a pagar 14 millones de dólares como indemnización a los afectados, quienes resultan ser los mismo que en algún momento pagaron por utilizarla.

image2

Se calcula que la casa discográfica recaudaba al año, por licenciar el uso de la canción dos millones de dólares.

Es importante recalcar que el uso se ha liberado para que cualquier persona pueda hacer su propia interpretación, quizás hasta llegar al punto de grabarla en algún disco, por lo que si esto ocurre, lo derechos de autor se crearán solamente para la grabación.