Una reserva de derechos es aquella facultad que otorga al Instituto Nacional del Derecho de Autor para hacer uso de alguna denominación de manera exclusiva.

Esta reserva puede proteger la exclusividad de uso respecto a títulos, nombres, denominaciones, características físicas y psicológicas distintivas, o características de operación originales aplicados, de acuerdo con su naturaleza, señalados por la ley como los siguientes:

Publicaciones periódicas; Difusiones periódicas; Personajes humanos y de caracterización, ficticios o simbólicos; Personas o grupos dedicados a actividades artísticas; Promociones publicitarias.

INDAUTOR

Todos ellos con una vigencia específica, dependiendo del área que se quiera proteger, por lo que se deberá atender a la característica de cada una para conocer el lapso de protección que otorga el Instituto a través de la emisión del título respectivo.

Al tener conocimiento de este tiempo de vigencia, podremos saber que todos los certificados cuentan con la posibilidad de ser renovados por periodos iguales, siempre y cuando se presente una solicitud de renovación y se cumplan los demás requisitos que exige la ley.

Estos además del pago referente que se hace a favor del INDAUTOR y la solicitud debidamente llenada con los datos que ahí se solicitan, debe acreditarse el uso fehaciente de la denominación.

requisitos

La intención es rectificar y comprobar que realmente se ha utilizado para los campos y/o áreas para las que fue otorgada, mediante las pruebas contundentes que avalen dicho uso, un ejemplo puede ser en difusiones periódicas, la programación del canal, la fama que posee al nombre artístico, si fuera el caso, entre otras ya que todo dependerá de la reserva en cuestión.